EVOS Esports consigue una de las plazas de la fase final del MSI venciendo a BAU SuperMassive

David Rodriguez
MegaAdicto!!!

Staff
2.760 mensajes
desde ene 2015
El equipo EVOS Esports ha logrado completar una importante gesta al hacerse con una de las dos disputadas plazas extra para el torneo Mid-Season Invitational que Riot Games organiza estas semanas desde Berlín para League of Legends.

EL MSI consiste de dos fases diferenciadas, con la primera dedicada a la adjudicación entre los mejores equipos de los territorios considerados "menores" por Riot de las mencionadas dos plazas para una segunda etapa donde los elegidos se enfrentarán a los mejores clubes de Europa, Norteamérica, Corea del Sur y China.

Las formaciones seleccionadas para la primera etapa fueron este año Ascension Gaming, Gambit Esports, Kaos Latin Gamers y Rainbow7 formando el Grupo A y BAUSuperMassive eSports, Dire Wolves, KaBuM! e-Sports y Pentagram como miembros del Grupo B; a ellos se unirían después de una primera ronda todos contra todos los campeones de las ligas vietnamita y taiwanesa.

En la edición de este año, el equipo EVOS Esports destacó desde el principio por su habilidad para imponerse sobre rivales técnicamente superiores, partiendo de la primera posición en la clasificación de Vietnam y superando sus limitaciones con un estilo de juego muy agresivo y diferente del más habitual en los equipos más conocidos.


En el enfrentamiento que decidiría su plaza, los EVOS Esports se vieron las caras con el equipo turco BAU SuperMassive, una alineación no exenta de polémica por la cierta irregularidad con la que afrontan algunos de sus partidos y que en esta ocasión se vería totalmente atrapada por la aproximación de los vietnamitas.

El jungla de EVOS, Nguyen YiJin Le Hai Dang, aprovechó sus habilidades en la lucha directa y la aparente falta de preparación de sus rivales frente a sus técnicas habituales para superar con su main Graves una y otra vez las defensas de los turcos. Sus compañeros tampoco tuvieron reparos en unirse a unas emboscadas y persecuciones que condujeron a SuperMassive a un terreno incómodo que acabó por cobrarse tres de las cuatro rondas disputadas y terminar con sus posibilidades de pasar al siguiente nivel del MSI.