AMD incluye en sus últimos controladores Radeon las optimizaciones ReSX específicas para eSports

David Rodriguez
Los esfuerzos de AMD para recuperar cuota de mercado frente a sus rivales en Nvidia se manifiestan en varios frentes que abarcan desde las recientemente desveladas combinaciones de CPU Ryzen y GPU Vega hasta el trabajo específico del llamado Project ReSX (Radeon eSports Experience) que fue presentado junto a su última generación de gráficas.

Este grupo de trabajo interno ha colaborado con los desarrolladores de algunos de los juegos más populares en eSports con el fin de optimizar el rendimiento en ellos y los primeros resultados ya están disponibles con la versión 18.3.1 del software Radeon Adrenalin Edition.

Según los datos publicados por el fabricante, estos controladores proporcionan en un sistema típico compuesto por un procesador Intel i7 7700K, 16GB de RAM DDR4 y una GPU Radeon RX 580 de 8 GB una mejora del rendimiento del 11 por ciento en PlayerUnknown's Battlegrounds (1080p), un 3 por ciento en Overwatch (1440p) y hasta un 6 por ciento en Dota 2 (4K).

Imagen

Los controladores mejoran según AMD el rendimiento específicamente en los cuadros más complejos incrementando la fluidez al igualar los tiempos de espera y actuarían también sobre varios parámetros con el fin de reducir la latencia de entrada.

Las mejoras del proyecto ReSX no son por supuesto los únicos cambios en la nueva versión del software, que también añade soporte específico para Final Fantasy XV y Warhammer: Vermintide II.